sl
Invitados

Edadismo, prejuicios y honor. Cartas al director.

Estimado director:

Me dirijo al medio que Ud. Dignamente dirige, porque desafortunadamente (lo lamento por la generalización pues hay buenos profesionales en los medios) es lo único decente que circula por este lugar, antes conocido como España. Y motivo no es otro que el poder clamar al cielo mi ansia de justicia y honorabilidad de mi nombre, a través de su medio. Comenzarè como mi querido Pb. Carreira, (DEP) conceptualizando. Edadismo, RAE discriminación por razón de edad. Prejuicio. RAE da dos conceptos, en mi caso ambos son válidos: Acción y efecto de prejuzgar y en segundo lugar como opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal o se desconoce.


Mi nombre es Luis Munar Durán, hace ya bastante tiempo, allá por 2012, en lo que un “periodista” (Antonio Pampliega) denominò; y cito literal; “Bienvenido a la fama”, aparecì en prensa a través de una publicación de este individuo, en cuyo rescate de Jabat Al Nusra (Al Qaeda) participè, a través de AFP (https://www.elmundo.es/elmundo/2012/12/13/internacional/1355422311.htm), e incluso recogido en otras publicaciones y medios como (https://www.larazon.es/internacional/occidente-llega-tarde-a-combatir-el-estado-islamico-KD11214259/); https://www.telecinco.es/elprogramadeanarosa/2015/noviembre/19-11-2015/luis-munar-inteligencia-explica-conflicto_18_2086380045.html), e internacionales…


Precisar varias cuestiones en cuanto a mis pariciones en los medios, porque es de justicia, ¡¡jamás salieron de mi boca las palabras exoficial de inteligencia!!, yo no soy periodista, “los profesionales” sabrán si ese título atrae más público. En segundo lugar, ¡sí! estuve en el conflicto sirio entre 2012 y 2015, y por este orden, sirviendo a mi Patria, al mundo de bien y desafortunadamente, tratando de enriquecer mi curriculum (edadismo), tras abandonar en 2010, por cuestión de principios la vicepresidencia de una aseguradora. Estuve “embutido” como dicen ahora, en una brigada rebelde moderada (Faruk Al Sahmal), ¡¡ no confundir con la del salvaje que se come el corazón de un muerto!!. Fui herido en Alepo, me toco participar en batallas para obtener información (para poder liberar a Marginedas y compañía en la primera tanda, (ISIS) y Pampliega y cia en la segunda (Jabat Al Nusra), entre otras muchas misiones en las que tuve que participar (conservo información gráfica/audio, video) y escrita (email, WhatsApp…). Trabar “amistad”, y tener después que negarlo; por instrucciones del CNI; con uno de los procesados del 11-M allí en Siria ( Ad Dana), ante la policía nacional, primero en Valencia y después en Canillas (Madrid) ( ruego mil perdones a Iñaqui y compañía, extraordinarios profesionales. Tenemos suerte de tener una policía como la que tenemos), Basel Gayoun, es el nombre del sujeto, salafista, criminal, y después de mi estancia con él, puedo afirmar sin dudas, aunque no soy espía profesional, que líder de ISIS. Y se salió de rositas, porque un testigo se desdijo de su testimonio en aquel “macro juicio”. Tratè de compensar, o a mi forma de ver que este sujeto pagara el daño hecho a esas 200 familias, pero no se me autorizò, y siempre disciplinado acaté la orden (https://www.20minutos.es/noticia/200555/0/basel/Ghalyoun/identificado/), pero mentirìa, si no dijera que en aquel momento me avergoncé de ser español.


Nunca fui agente del CNI, fui un colaborador, ni siquiera eso, sería una historia muy larga, fui, sin duda alguna, “carne de cañón” en la época del Presidente Rajoy.


Cuando “me quemaron”, me arrojaron como un kleenex al suelo y pase a ser un “tiñoso”, “leproso” para la sociedad por la cual puse en juego mi vida (nunca fui legionario, pero siempre aplique el Credo a mi vida), incluso amigos, conocidos, familia…y mi número de enemigos creciò exponencialmente. ¡Veremos si consigo siquiera que me publiquen esta carta en defensa de mi honor!, realmente tengo mis dudas y discúlpeme, pero casi 10 años después de haber arruinado mi vida, no me viene a la mente otro pensamiento.


La ignorancia es muy atrevida señor director. Fui un simple soldadito español, fiel al juramento prestado en el antiguo CIR en Rabasa (Alicante) en diciembre de 1982, y con objeto de no implicar a mi ejército en aquello que iba a hacer, (pues era alférez reservista) solicité la baja.


Después, aunque son de 2020, se me aparece en la red, en Infobae, como el Sr. Pampliega me difamaba, me ultrajaba, señalando que era un mercenario (¡jamás cobre más que los 1500 euros que me entregaba en mano el CNI cada mes) y que entrenaba a radicales.


Desafortunadamente, pues no soy tan mal abogado, (https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/politica/Iu-Forn-prostitutas-militares-carpetazo/20070427020000047690.html , y en su momento lo hice mucho mejor que todo el equipo de letrados del ministerio de defensa del, en aquel entonces ministro Don José Bono), el plazo para interponer una querella criminal contra este sujeto me había prescrito. Y tuve que soportar opiniones infundadas, envidias, de aquellos por lo que no solo me batí en juicio contra Iu Forn, sino también a tiro limpio en las calles de Alepo, Homs, Idlib…¿ Para què?.


TEPT diagnosticado (trastorno de estrés postraumático), lesión cerebral que encontraron años después de aquel evento en Alepo, desprecio, indiferencia, soledad y lo peor de todo mi nombre y mi honor manchado. Desde mi regreso, no encontré ningún trabajo, “el mal de las redes”, la fama del Sr, Pampliega, y tuve que hacer las américas: Colombia, Paraguay y Chile donde fui explotado y maltratado, pero era un trabajo mileurista y una cotización para una jubilación miserable, había que aguantar.


Lo único que pretendo es que se limpie mi honor, todavía creo en eso y para mí ES LO MÀS VALIOSO EN MI VIDA.
Confío tenga el detalle de publicar esta carta señor director, hace muchos años que dejè de sentir que le interesaba a alguien, y aunque si regué con mi sangre la arena ardiente (Alepo) y cumplí todos los mandamientos del credo legionario salvo los números 11 y 12, no pretendo más que justicia a mi buen nombre y estimo que en ningún lugar mejor que en su diario.


Siempre fui un católico practicante y ante Dios estoy sin mancha, aunque no nos entendemos muy bien, continuo siendo persona de valores y principios, coherente y me gustaría antes de abandonar este mundo que se hiciera justicia a mi nombre.


Atte

Luis Munar Duran

Admin

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.